© 2019 by Ristorante Baires

nuestra historia en la ciudad eterna

 
  A dos pasos de Campo dei Fiori y Piazza Navona, 21 años atrás nacia el primer y unico restaurante argentino en la Capital, cuando la cocina argentina era casi desconocida. En Baires los clientes son recibidos del color cálido de las paredes y las vigas de madera que recrean una vieja Estancia Argentina de la Pampa, de la luz tenue y del tango y el folclore como musica de fondo. 
La especialidad de la casa son naturalmente las tan conocidas carnes argentinas a la parrilla: Bife de Lomo, Bife de Costilla (Bife de Chorizo), Bife Ancho, Churrasco de Cuadril, en cortes de 200/300/500 gr. de Angus Argentino; tambien las carnes italianas todas cortadas a modo argentino como el Asado de Tira, las costillas de cerdo, el cordero, etc.; también tenemos varias especialidades particulares como las sopas y algunas preparaciones con maíz, trigo integral, porotos negros, mandioca, papas, etc., todas recetas transmitidas de las poblaciones aborígenes argentinas (Guaranies, Mapuches, Kollas, Tehuelches, etc.)
Como entradas están las famosas Empanadas al horno, (fina masa de hojaldre rellena de Carne, Humita y Verdura), el Matambre, el Pollo al Escabeche, para continuar con el Pastel de papas y carne o en la version vegetariana Pastel de papas y humita. servidos a la mesa en un molde de ceramica directamente extraído del horno. Y para los mas golosos, tenemos los postres “Home Made” como los alfajores de maicena de dulce de leche cubiertos con chocolate blanco o negro, el budin de pan al rum, y entre otros el famoso Dulce de Leche Argentino. 
Disponemos de una extensa lista de vinos estrictamente argentinos; entre los tintos el famoso Malbec Argentino, una vid originaria de Francia, donde todavía la cultivan en el sur y en una peque parte de Bordeaux. Esta vid ha recuperado su dimension y prestigio gracias a la optima e intensa producción en la zona de Mendoza. Sin embargo, el Malbec Argentino tiene definitivamente un perfil diferente al del Malbec Frances, tiene taninos mas suaves y es mucho mas concentrado, con un aroma de fruta madura, en resumen, un vino robusto que generalmente se bebe joven, pero que no desprecia un principio de envejecimiento. 
En fin, Baires es Tradicion, Calidad y Cortesia.